La decisión de tres organizaciones de no realizar primarias coloca a los partidos de la Liberación Dominicana (PLD) y Revolucionario Moderno (PRM), como los únicos actores del proceso, y hace más complejo el escenario económico para la Junta Central Electoral (JCE) que deberá apelar a un presupuesto complementario.

Ayer el presidente del organismo electoral, Julio César Castaños Guzmán, aseguró que la decisión de Alianza País (Alpaís), Opción Democrática (OD) y el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), técnicamente no afecta el montaje, aunque admitió habrá menos aportes económicos.

“La JCE está preparada, tiene su sistema muy bien establecido y elaborado a los fines de que las primarias del 6 de octubre sean un éxito. Nosotros entendemos que lo que tiene que ver con esa parte que faltaría, tendría la misma solución que fue ya anunciada por el ministro Administrativo (José Ramón Peralta), de un presupuesto complementario”, precisó.

Los partidos que decidieron no realizar primarias aportarían RD$140 millones, de ellos RD$120 millones del PRD y RD$20 millones de Alpaís. Opción Democrática por ser un partido nuevo había sido exonerado de los aportes.

Indicó que hasta ahora se mantienen los trabajos para montar los procesos para el PLD y el PRM, uno con padrón abierto y el otro con uno cerrado.

A su juicio, el retiro de las organizaciones son actos voluntarios y en caso de tener alguna desavenencia corresponderá al Tribunal Superior Electoral (TSE) dilucidarla.

“Nosotros esperaremos, estamos preparados para darle el frente a cualquier situación”, enfatizó.