El presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado, aseguró que en su administración se rebajó más del 65 por ciento de la partida destinada para programas de asistencia social, mientras el Frente Amplio y Alianza País rechazan la práctica por considerarla clientelar.

Maldonado, durante una rueda de prensa en su despacho, explicó que desde hace más de 25 años en la Cámara de Diputados existe un plan de asistencia social que se ejecuta fundamentalmente en festividades como Navidad y el Día de las Madres, donde se le otorga un monto a los legisladores que lo soliciten, para realizar actividades con esos fines en sus respectivas demarcaciones.

“Enmarcados en nuestra decisión de trabajar para mejorar la planta física, a la que hemos hecho una remodelación que abarca un 40% de la institución y mejorar la imagen pública de la institución, la Presidencia, apoyada por los diputados, decidió rebajar la partida que se otorgaba en más de un 65%”, sostuvo.

Esto, por la denuncia hecha por el diputado Víctor Suárez, quien afirmó que la Cámara financiará dinero para otorgar 300 mil pesos en bonos a los diputados.

Maldonado afirmó que aún no se han entregado los bonos, sino que la presidencia, junto a los legisladores, tienen pautado trasladarse a las demarcaciones.

Aseguró que el proceso se hizo a través de una licitación y con transparencia, ya que en vez de dinero en efectivo se entregarán bonos. Explicó que fueron adquiridos según licitación No. CD-CCC-PEEEX-01-2018, colgada en la página del Sistema de Información de la Gestión Financiera, en cumplimiento de la Ley de Compras y Contrataciones Públicas.

Respecto a la denuncia de Suárez, Maldonado dijo: “Parece que el diputado estaba pensando que se le iba a dar dinero en efectivo y una cantidad mayor”.

“Víctor Suárez nunca ha entregado nada que aquí se haya dado y no lo estoy criticando, lo que estoy criticando es la doble moral en este tema”, sentenció.

Dijo que en el pasado se otorgaba cerca de 700 mil pesos a los diputados y que estos estuvieron de acuerdo en rebajar el monto para hacer las construcciones en el Palacio Congresual.

POR SUED LEON