El ex presidente Leonel Fernández dijo  que en la recta final del proceso de cara a las primarias del domingo no quiere transmitir un mensaje de desconfianza hacia la Junta Central Electoral (JCE), porque confía en el organismo y el buen criterio de sus magistrados.

Dijo que el hecho de aumentar de 10% a 20% la muestra en el nivel presidencial es una indicación de que su criterio empieza a ser escuchado, pero que él preferiría que fuese más amplia.

El expresidente había pedido que el conteo manual se hiciera con el 50% de las mesas.

“Lo que hemos querido es dotar de mayor seguridad el proceso, porque este es un proyecto piloto que si resulta bien se aplicaría en las elecciones del 2020; si se ha establecido un mecanismo de votación electrónica y votación física ¿para qué se hace? Se entiende que si no es para contar directamente, por lo menos es para cotejar”, subrayó.

Sostuvo que a los actores políticos hay que tomarlos en cuenta en sus reclamos, siempre que sean razonables y se apoyen en las propias decisiones. “La Junta no se ha negado a hacer el cotejo, lo que está es limitando su alcance, pero no voy a entrar en una discrepancia, dar una impresión de desconfianza. No es nuestra intención”, expresó.

Fernández agregó que ante el reclamo de ampliar la muestra, esta debe ser aleatoria no predeterminada. “No es que me digan hoy cuáles mesas van a ser, no; si es aleatoria, no puede ser predeterminada, entonces esa muestra estaría mejor representada si se amplía, pero no soy yo quien decide eso, nosotros apelamos al buen juicio, a la razón, al sentido común, porque la gente se cuestionará: pero si yo deposité mi voto ahí, cómo es que no lo cotejan”, sostuvo.

POR YANESSI ESPINAL