La Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente de Samaná impuso medida de coerción a siete imputados de intentar sustraer un avión del aeropuerto Arroyo Barril, en el municipio Santa Bárbara de Samaná, el pasado de 28 de noviembre, y declaró a la vez el caso complejo.

Los imputados y enviados a prisión son Carlos Daniel Carpio, inspector de Operaciones de Aerodom, Esmeraldo Calcaño, Andy Lebrón Martínez, sargento del Ejército, y Antonio Rodríguez Vásquez, alias Carlitos.

En cambio a Luis Manuel Pimentel Santos, capitán de navío de la Armada; a los inspectores Ángel Benavidez Fermín y Wilfredo de la Paz Turbí, se les impuso presentación periódica, impedimento de salida y una garantía económica ascendente a dos RD$2 millones en efectivo.

A través de un comunicado de prensa, la Procuraduría General de la República dice que las medidas de coerción fueron impuestas luego que presentaran evidencias que vinculan a los acusados del apoderamiento ilícito de la aeronave marca PIPER PA-23, matriculada No. HI896.

Según la Procuraduría, los nombrados Luis Manuel Pimentel Santos, capitán de navio, A.R.D, Andy Lebrón Martínez, sargento del Ejército, Ángel Benavidez Fermín, asimilado militar, Wilfredo de la Paz Turbí, Antonio Rodríguez Vásquez, Carlos Daniel Carpio, estos últimos todos técnicos de seguridad de aviación.

Agrega que todos, incluyendo Esmeraldo Calcaño, mecánico (técnico de aviación), valiéndose de su condición de agentes del Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil y empleado del aeropuerto, conformaron una red donde los imputados Orlando Morales Gaitán y Ramón Castillo Manríquez, penetraron a la plataforma del aeródromo con el objetivo de abastecer de combustible, remover los asientos y despegar de manera clandestina, violando todos los procedimientos de seguridad y aeronavegabilidad al intentar el despegue sin luces de pista y sin autorización de la torre de control.