M

SANTO DOMINGO. La Segunda Sala Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional dispuso arresto domiciliario para el joven Ángel Ciprián Rodríguez Acevedo, acusado de lanzar una bomba molotov a la Casa Nacional del Partido de la Liberación Dominicana.

A través de la decisión que contó con el voto disidente del presidente del tribunal, Ramón Horacio González, se acogió el recurso interpuesto por la defensa del imputado.

El PLD no se opuso a que se le variara los tres meses de prisión preventiva que le habían dictado por un “asunto de humanidad”, ya que el joven necesita tratamiento médico.

Mediante una comunicación dirigida a Radhamés Jiménez Peña, secretario de asuntos jurídicos del PLD, Ornitología Rodríguez Méndez y María Teresa Acevedo Sánchez, padres del imputado, solicitaron ayuda a dicho partido para que su hijo “tenga una mejor solución en el caso”.

Los padres de Ángel Ciprián reconocieron el daño causado por la actuación del joven y entienden que debe responder ante la justicia por lo que se comprometieron a ser garantes a que reciba el tratamiento médico requerido.

“Desde ya nos comprometemos legal y formalmente a que de ser favorecido por la justicia con su libertad, ya condicionada o no, a seguir proporcionándole de forma regular y continua los tratamientos médicos que garanticen que este tipo de comportamiento no se vuelva a repetir”, señala la carta dirigida a Jiménez Peña.

POR HOGLA ENECIA