M

Lo que parecía imposible acaba de suceder en Vietnam: una pareja de mellizos han venido al mundo, pero su padre no es la misma persona.

Según informa la CNN, la familia de los pequeños empezaron a sospechar que lago extraño había en ellos al ver que, a pesar de ser mellizos, no se parecían físicamente: uno tenía el pelo liso y otro fosco y ondulado. Alertados por esta rareza, los padres acudieron al Centro de Análisis y Tecnologías Genéticas de Hanoi en busca de un estudio genético. Y allí les revelaron la inesperada verdad: los dos bebés son de dos padres diferentes.

Y no hubo confusión en el hospital. Ni las enfermeras ni las matronas se confundieron. La pruebas dejaban bien claro que la madre de las dos criaturas era la misma. El presidente de la Asociación Genética de Vietnam, Le Dinh Luong, afirma que las familias están extremadamente sorprendidas con la noticia y tratando de buscar la mejor manera de asimilarla.

Según Le Dinh Luong, solo hay 10 casos en todo el mundo parecidos. Y es muy probable que haya más casos, pero que no se hayan hecho públicos por miedo a que la familia se estigmatice o porque los padres no le hayan dado mucha importancia a las diferencias físicas y crean que los niños provienen de un mismo padre. De momento, no se han hecho públicos más datos sobre lo ocurrido, aunque varios medios vietnamitas dan por seguro que se trata de un caso de infidelidad.

¿Cómo es posible que haya pasado?

El caso vietnamita se conoce como superfecundación heteropaternal.Esta situación se produce cuando la madre obtenga de una sola ovulación varios óvulos que son fecundados con horas o días de diferencia por diferentes hombres. También puede ocurrir porque la mujer ovule dos veces en muy poco espacio de tiempo y a la vez tenga dos relaciones sexuales con diferentes hombres. Aunque es muy extraño que pase, en estas situaciones lo más habitual es que el padre sea la misma persona, pero lo realmente excepcional entre lo excepcional es lo ocurrido en Vietnam: dos padres diferentes para unos mellizos.