La libertad de prensa en la República Dominicana se empañó en las últimas semanas por los «ataques de agentes de la policía» en contra de los periodistas, reportó este martes la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en su informe ante su reunión de medio año.

El primer hecho documentado por la SIP fue la represión y el despojó de los equipos de trabajo de los reporteros del Listín Diario y del canal de noticias CDN, quienes acompañaban a Pablo Ulloa, defensor del Pueblo, a verificar la situación en el canódromo.

«Algunos periodistas denunciaron episodios de agresiones de civiles o trabas a su ejercicio, especialmente en las coberturas de juicios por casos de corrupción», registró la SIP.

También se habla de quejas de los medios de comunicación por las reticencias de funcionarios o instituciones públicas a divulgar informaciones de interés, que se solicitan al amparo de la Ley 200-04 de Libre Acceso a la Información.