FF

Bajo la consigna “se nos muere se nos va, en el hospital no hay na” y con un ataúd a cuesta, el Sindicato Nacional de Trabajadores de Enfermería (SINATRAE) inició una huelga por tiempo indefinido en el Hospital José María Cabral y Báez, en demanda de aumento salarial de un 30% y otros reclamos.

Los manifestantes simulando un entierro demandaron la intervención del hospital regional José María Cabral y Báez de Santiago.

FF

El secretario general del SINATRAE, Geraldino González, dijo que el paro se mantendrá hasta que el Ministerio de Salud Pública, atienda sus reclamos.

“La situación del hospital regional José María Cabral y Báez de Santiago  es totalmente deprimente, aquí ya no hay de nada, y los pacientes se están muriendo, y todo esto producto al abandono que existe en el centro asistencial”, expresó González.

Sostuvo que muchas enfermeras están siendo maltratadas y explotadas tras indicar que los fines de semana resultan insuficientes para la cantidad de pacientes que tienen que atender en el área de emergencia.

Además declararon persona no grata al Dr. Alvarado, quien ha solicitado el no permitir el nombramiento de 50 nuevas enfermeras para el hospital, el nombramiento del personal nominal y mejoramiento de la alimentación a los pacientes.

 También el acondicionamiento del hospital, incluyendo mejor higiene, materiales gastables y medicamentos, y cambio de la gerencia de enfermería.