POR EFE

Las delegaciones oficiales rusa y ucraniana comenzaron hoy las negociaciones en Pripiat, en la frontera ucraniano-bielorrusa, en el quinto día de invasión rusa de Ucrania.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peksov, no quiso comentar en su rueda de prensa telefónica diaria la expectativa de un acuerdo en la cita, y urgió a todos a dejar que los negociadores trabajen sin ruido desde el exterior.

«En realidad, sugiero que esperemos a las conversaciones. Prefiero no anunciar ninguna exigencia (nuestra). Las negociaciones deben llevarse a cabo en silencio», dijo.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, instó horas antes en un videomensaje -en el que se dirigió a los soldados rusos- a abandonar Ucrania y deponer las armas.

Las delegaciones rusa y ucraniana comenzaron las negociaciones en Pripiat, en la frontera ucraniano-bielorrusa, en las que Kiev intentará lograr un alto el fuego por parte de Rusia tras cinco días de guerra.

El tema clave de las conversaciones para la parte ucraniana es lograr un alto el fuego inmediato en la guerra que lanzó Rusia hace cinco días en Ucrania y la retirada de las tropas de ese país, en tanto que para Rusia es importante abordar la posibilidad de que el país vecino adopte un estatus neutral con respecto a la OTAN.

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, considera que las próximas 24 horas serán cruciales para Ucrania, según lo ha indicado en una conversación mantenida con el primer ministro británico, Boris Johnson.