FF

Escuela básica Minerva Mirabal, de Gurabo.

POR PEDRO JIMENEZ…DIARIO LIBRE

SANTIAGO. Desconocidos sustrajeron 28 computadoras y otros equipos electrónicos, en dos ocasiones en menos de diez días, de la escuela básica Minerva Mirabal y más de 2 millones de pesos en efectivo, mercancías, tarjetas de llamadas y una escopeta en la plaza comercial Valerio, de Gurabo, en la continuación de la ola de robos que desde hace semanas afecta a esta comunidad.

Hace diez días, los ladrones desvalijaron el centro de estudios, ubicado en la calle 20, de donde cargaron con 12 computadoras (dos tipo laptop), un radio, un DVD y un televisor. En la madrugada del pasado martes los pillos volvieron a esa escuela y se robaron 16 computadoras laptos, dos proyectores, un amplificador, una televisión plasma de 42 pulgadas y un kit de micrófonos.

La directora del plantel escolar, María Morales, explicó que en ambas ocasiones los ladrones abrieron una malla ciclónica para penetrar al recinto de estudios y cometer el robo. Valoró los equipos robados en más de 250 mil pesos.

“Los ladrones se llevaron todos los aparatos electrónicos que los estudiantes utilizaban para capacitarse, e inclusive en la segunda ocasión penetraron a la oficina de la dirección”, dijo la educadora.

En la escuela básica Minerva Mirabal reciben docencia alrededor de 400 estudiantes, en dos tandas, precisó la profesora Morales.

Manifestó que este robo es una muestra de la inseguridad que se vive en la comunidad de Gurabo, donde estos hechos están a la orden del día. Dijo que los robos se registran, mayormente, en horas de la madrugada, cuando no hay patrullaje policial.

Robo en plaza Valerio

Mientras, en la madrugada de este viernes los ladrones penetraron por la parte de trasera del negocio, localizado en el kilómetro 6, de la carretera Luperón, de Gurabo y se llevaron mercancías, dinero en efectivo, tarjetas de llamadas y una escopeta por un valor aproximado de 2 millones de pesos, según explicó su propietario, José Luis Valerio.

Explicó que el robo en su negocio se produjo pese a que hay cámaras de seguridad, pero que los malhechores previamente lograron inhabilitarlas

Valerio dijo sentirse impotente ante lo ocurrido y consideró que este robo es una muestra de la inseguridad que vive el país, ya que las autoridades no hacen nada.

“Si esto sigue como va, con tanta inseguridad, habrá que salir volando del país, ya que no hay seguridad para nadie”, comentó apesumbrado el comerciante Valerio. En ambos casos, miembros de la DICRIM de la Policía hacían la investigación pertinente.