El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH-RD) afirmó ayer que más de mil jóvenes a nivel nacional guardan prisión injustamente ya que agentes antinarcóticos le colocan drogas para implicarlos.

Manuel María Mercedes indicó que los jóvenes son apresados por agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD) sin nada que los implique y que cuando son trasladados hacia la institución “tiene toda la droga del mundo”.

“Como es en el caso de Cristo Rey, más de 10 casos que tenemos en los archivos de la Comisión de jóvenes que viven en condiciones infrahumanas, gente muy pobre y que entonces resulta que la DNCD le dé el calificativo de narcotraficante”, preciso….

María Mercedes indicó, además, que la mayoría de estos jóvenes ronda las edades de 19 a 27 años y cumplen prisión por una injusta causa y de manera ilegal.

“Han sido sometidos sin los tribunales tener las respectivas pruebas bajo la base de denuncias concretas de sus familiares, de testigos presidenciales como ha sucedió en más de 10 casos en Cristo Rey”, aseguró María Mercedes.

Asimismo, calificó como una vergüenza el caso donde supuestamente la fiscalizadora Carmen Lisset Núñez y agentes de la DNCD colocaron drogas en una peluquería durante un allanamiento, en el municipio de Villa Vásquez, provincia Montecristi.

“Esa acción deja expresamente establecido el fracaso que han tenido las autoridades en materia del combate a la violación a la ley 50-88 (sobre Drogas y Sustancias Controladas)”, dijo.

POR ROSMERYS DE LEON