POR RONNY MATEO

Suplidores del almuerzo escolar denunciaron hoy que el Instituto Nacional de Bienestar Estudiantil (Inabie) alteró en mayo pasado la apertura de  ofertas técnicas para incluir 326 empresas que no  licitaron para el suministro de ese alimento en  escuelas públicas.

Según Elizabeth Berigüete, consultora mipymes y quien leyó un documento, el objetivo de las irregularidades fue adjudicar más de mil cocinas  en manos de terceros, en violación a la Ley  340-06 sobre Compras y Contrataciones Públicas.

Emplazó a la Dirección General de Contrataciones Pública  (DGCP), que dirige Carlos Pimentel, a anular el acta de adjudicación de la licitación 0009 de este año,  por no reflejar los resultados  y contraponerse   a las leyes vigentes.

Berigüete manifestó que con la acción deliberada salieron afectadas  1,003 mipymes  oferentes a nivel del envío virtual de sus ofertas, descalificándolas con  peritajes alterados.

“El acta de adjudicación y las firmas de contratos amañados,  además de ilegales,  son inmorales  y carentes de ética, por ser el resultado de operaciones corruptas y tiene que ser anulada. Las autoridades investigaron y confirmaron  esas irregularidades y violaciones cometidas y respondieron con la destitución del pasado director y la cancelación de funcionarios y empleados”, argumentó Berigüete.

La consultora mipymes expresó que seguirá buscando justicia por ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) en demanda de reparar los daños y perjuicios a los “verdaderos ganadores” de la licitación, tras señalar que sus denuncias podrían ser llevadas por ante organismos internacionales para denunciar las supuestas irregularidades cometidas por Inabie.