FJP

Manana domingo 16 de agosto, la República Dominicana celebra 152 años de la Guerra de la Restauración, gesta heroica que un grupo de hombres valientes y con sentimiento nacionalista encabezaron para librar este territorio de la amenaza de que fuera anexado a España.

Los combates para impedir que la parte oriental de la Isla de Santo Domingo se convirtiera en colonia española se extendieron hasta el 15 de julio de 1865.

Esa gesta patriótica, cuyos principales protagonistas fueron los generales Gregorio Luperón y Santiago Rodríguez, es considerada la segunda independencia dominicana y la más definitiva prueba de identidad nacional y de definición y consolidación de la soberanía dominicana.

Un grupo encabezado por Santiago Rodríguez, Pedro Antonio Pimentel, José Antonio Salcedo, Lucas Evangelista de Peña y Federico de Jesús García izó la bandera dominicana en el cerro de Capotillo, en la provincia de Dajabón.

Cuando finalizaba el año 1864, los combatientes restauradores abarcaban todo el territorio nacional, bajo la consigna de «Libertad o Muerte» y «Guerra a Muerte Contra el Colonialismo Español y los Traidores a la Patria»

El promotor de esa aventurera empresa fue el general Pedro Santana, quien a la sazón se desempeñaba como presidente de la República.

“España nos protege, su pabellón nos cubre, sus armas impondrán a los extraños, reconoce nuestras libertades; Y juntos las defenderemos, formando un solo pueblo, una sola familia, como siempre fuimos; Juntos nos presentaremos ante los altares que la madre patria erigiera”, proclamó Santana, en las primeras horas de la mañana del 18 de marzo de 1861, al convocar al pueblo a la plaza de la catedral, para darle oficialmente la noticia y bajar la bandera dominicana e izar el pabellón español.

Asimismo, fundamentaba la solicitud de la anexión a España por el hecho de tener el mismo origen, religión y costumbres.

Autor: ROBINSON CASTRO…EL NUEVO DIARIO