Con una lluvia de piedras y varios disparos fueron recibidos  inspectores del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor) en Moca, quienes realizaban un operativo que busca desmantelar comercios dedicados a la venta de medicamentos falsos.

El enfrentamiento fue inesperado. El director de la entidad, Eddy Alcántara, dijo en una entrevista radial que tomará medidas de precaución, solicitando el acompañamiento del Ministerio Público en esas labores.

“Vamos a continuar con más precaución esos operativos con la participación de Digemaps y con otros organismos como el Ministerio Público”, expresó.

Indicó que, pese al incidente, los inspectores lograron tomar muestras para determinar la licitud en la que se comercializan medicamentos en esa zona.

Pro Consumidor puso en marcha el proceso de desmantelamiento, sanción y sometimiento a la justicia de todo aquel que esté ejerciendo esta práctica ilegal en perjuicio de los consumidores y de las empresas farmacéuticas.