FF

El presidente del Tribunal Constitucional (TC), magistrado Milton Ray Guevara, destacó que los jueces del organismo han demostrado que no aceptan intimidaciones, presiones o imposiciones, y resaltó que los riesgos más graves a la independencia judicial no provienen necesariamente de los gobernantes ni de los sectores económicos conservadores.

Consideró que el orden constitucional enfrenta nuevos enemigos, que actúan de modo oculto y afectan este orden de forma indirecta y difusa, y reiteró que el poder jurisdiccional, en consecuencia, debe ser independiente, no solo de los poderes públicos, sino también de aquellos invisibles y de cualquier otro de índole privada, como los medios de comunicación, las iglesias, el empresariado, los partidos políticos o grupos de presión que pudieran entorpecer su labor.

Al pronunciar un discurso de Rendición de Cuentas por el Cuarto Aniversario del TC, estimó que el poder jurisdiccional no debe actuar al abrigo de presiones internas o externas de cualquier índole, sin desmedro de la crítica respetuosa y responsable de las decisiones jurisdiccionales, como un mecanismo legítimo de control ciudadano que coadyuva al fortalecimiento del poder jurisdiccional.

Declaró que la crítica, como medio legítimo de control social, debe estar dirigida a la labor del juez y no partir de presunciones infundadas en cuanto al origen de su investidura o imputaciones ficticias en cuanto a los motivos de sus actuaciones.