POR AP

Quince países integrantes de la Organización de Estados Americanos (OEA) exhortaron el martes a las fuerzas políticas bolivianas a definir con urgencia un presidente interino tras la renuncia de Evo Morales para que convoque a elecciones lo antes posible.

La declaración de seis párrafos, leída por el embajador brasileño Fernando Simas, no incluye la expresión “golpe de Estado” pese a que varios gobiernos latinoamericanos así han descrito lo acontecido en Bolivia durante el fin de semana.

La declaración fue suscrita por Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela, cuyas delegaciones no la sometieron a votación para que fuera adoptada por la OEA como una resolución.

La embajadora alterna Ivanna Bracamonte ocupó el escaño boliviano durante la sesión extraordinaria que el Consejo Permanente celebró para abordar la crisis boliviana, horas después de que el embajador José Gonzáles presentara su renuncia irrevocable. Bracamonte no ejerció derecho de palabra.

La delegada de Antigua y Barbuda, Joy-Dee Davis-Lake, criticó al texto porque no expresa preocupación por lo ocurrido en la nación andina.