SANTIAGO .- El presidente Danilo Medina entregó en esta ciudad dos modernos centros educativos, uno de nivel primario y otro secundario, los cuales sumarán 38 nuevas aulas, en beneficio de 1,190 estudiantes.

Los nuevos planteles entregados de forma simultánea por el mandatario fueron el centro educativo del nivel primario Reverendo Diógenes Hernández, en Los Salados, donde se realizó el acto inaugural, y el Liceo Ercilia Pepín, en El Limón.

La escuela primaria de Los Salados consta de 25 nuevas aulas, entre ellas de inicial, para albergar 840 estudiantes, rincones tecnológicos, biblioteca, espacios administrativos equipados, salones de orientación, enfermería y de profesores. Además, cocina-comedor, plaza cívica y cancha deportiva.

En tanto, el liceo tiene 13 nuevas aulas y 350 estudiantes. También, laboratorios de Ciencias e Informática, biblioteca, espacios administrativos equipados, así como salones de profesores, de orientación, enfermería. De igual manera, cocina-comedor, plaza cívica y cancha deportiva.

La provincia de Santiago de los Caballeros tiene 555 centros educativos y 176,399 estudiantes. De estos planteles, 284 están ubicados en el municipio cabecera Santiago, con una matrícula de 123,496 alumnos.

Del total de planteles escolares de Santiago, 244 son de Jornada Escolar Extendida, en los cuales hay inscritos 86,464 estudiantes. De estos 103 pertenecen al municipio de Santiago, para 52,380 alumnos.

La Revolución Educativa que promueve el presidente Medina ha favorecido a la provincia de Santiago de los Caballeros, con la construcción de 66 nuevos centros educativos, que han sumado al sistema educativo público, 1,376 aulas, para 43,365 estudiantes. De las nuevas edificaciones escolares 36 han sido inauguradas en el municipio cabecera, con 820 aulas y 25,690 matriculados.

Las obras fueron construidas por el Ministerio de Obras Públicas con una inversión de 113 millones 127 mil 248 pesos con 01 centavos.

En la actividad, el ministro de Educación, Andrés Navarro pronunció el discurso central.

En la ceremonia también hablaron, el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo; Ana María Núñez Zorrilla, directora del centro, quien estuvo a cargo las palabras de bienvenida, y la estudiante de octavo grado Gisairys Noemí García Lantigua, quien ofreció el discurso de agradecimiento.

La obra fue bendecida por el padre Benito Cruz Lantigua, de la Parroquia San Juan Bautista.