La Policía Nacional, a través de la Inspectoría General de la Institución, profundiza las investigaciones tanto del personal de puesto en el destacamento ubicado en San José de Ocoa, como de las personas que se encontraban detenidas junto a José Gregorio Custodio, para establecer si mientras estuvo bajo custodia policial fue víctima de algún tipo de agresión, ya que éste falleció mientras recibía atenciones médicas en el hospital provincial en circunstancias aun no precisadas.

De acuerdo al reporte policial, Custodio fue detenido la madrugada del pasado 17 y la noche de ese mismo día habría presentado dificultades médicas, razón por la cual fue conducido al citado centro de salud donde alegadamente fue medicado.

Los agentes policiales de puesto en San José de Ocoa dicen que luego de Custodio ser medicado lo regresaron a la celda, para volver a trasladarlo nuevamente al hospital provincial, donde permaneció bajo observación médica hasta que fue declarado muerto.

Por su parte, la versión de los agentes policiales se encuentra bajo exhaustiva investigación, ya que desde la Dirección General de la Policía Nacional, los excesos y malas actuaciones jamás serán toleradas.

En busca de la verdad, miembros de inspectoría iniciaron desde ayer el proceso de entrevistas para colectar información correspondiente a este caso, con el objetivo de esclarecer los hechos y determinar si hubo alguna circunstancia vinculada a la detención del ahora fallecido que pudiera haberle provocado alguna agresión en su contra.

De igual manera, las pesquisas incluyen determinar cualquier tipo de responsabilidad del personal policial a cargo en torno al suceso, por lo que la Policía garantiza que dará con la verdad sobre lo que ocurrió con el detenido.