FNueva York.-La primera dama Cándida Montilla de Medina, junto a casi dos mil dominicanos residentes en esta ciudad, participó en la misa con motivo del Día de la Virgen de La Altagracia, celebrada en la Catedral de San Patricio.

El acto religioso fue oficiado por monseñor Héctor Rafael Rodríguez Rodríguez, obispo de Diócesis de La Vega, provincia a la que estuvo dedicada la ceremonia, y presidido por el cardenal de la Arquidiócesis de Nueva York, Timothy Dolan. Como concelebrante estuvo monseñor Ramón Benito Ángeles, vicario episcopal territorial de Santo Domingo Este.

Cuatro décadas de devoción altagraciana

La primera dama, que asistió en representación del Gobierno, obsequió una réplica del cuadro de la Virgen de la Altagracia al Comité Arquidiocesano Nuestra Señora de la Altagracia de Nueva York, al que elogió por su labor de más de cuatro décadas en la organización de la tradicional ceremonia.

F

“Yo los felicito de todo corazón por mantener tan arraigada la devoción altagraciana, y me siento muy complacida de poder compartir con ustedes esta eucaristía con la que la honramos y le reafirmamos nuestro amor a la Virgen”, dijo.

Igualmente, exhortó a la comunidad dominicana radicada en esa urbe “a unir manos, corazones y voluntad para nunca dejar de pedirle a nuestra amada madre espiritual lo mejor para la República Dominicana”.

Asisten dominicanos destacados

En la celebración acompañaron a Montilla de Medina, Carlos Castillo, cónsul general en Nueva York; Francisco Cortorreal, embajador permanente ante la ONU, y Marcos Montilla, representante permanente alterno ante la ONU.

F

También asistieron personalidades de la comunidad dominicana destacadas en el ámbito político estadounidense, como Adriano Espaillat, primer ciudadano estadounidense de origen dominicano en lograr un escaño en el Congreso de los Estados Unidos. Asimismo, la senadora estatal Marisol Alcántara, los concejales Ydanis Rodríguez e Yrisbelkis Betances, y Guillermo Linares.