F1

SANTIAGO.- El personal médico del hospital público del distrito municipal Hato del Yaque, al suroeste de la ciudad, dice temer por sus vidas debido a que al lugar  suelen presentarse pacientes acompañados de personas que portan armas de fuego y blancas, con el objetivo de presionar para que se les atienda con urgencia.

La denuncia fue hecha por la doctora Ana Medina Morrobel, encargada del Departamento de Cirugía, y Jenny Sánchez, del cuerpo de enfermeras.

Ambas han sido testigos de casos en que motoristas incursionan hasta la sala de emergencias con heridos de bala y amenazan con armas de fuego en para que se les atienda, creando un ambiente de tensión.

«En días pasados vino un sujeto con un herido de bala y blandiendo un revólver, obligó a una de las doctoras a operarlo», declaró la doctora Medina Morrobel.

Indicó que el movimiento que mantiene los servicios de enfermería suspendidos en el hospital reclama del Ministerio de Salud Pública el envío de vigilancia policial o seguridad privada para evitar esas irregularidades.

Asimismo, informaron que las enfermeras en huelga dieron un compás de espera de 48 horas, para que las autoridades les complazcan las peticiones.

F1

Entre las exigencias de las enfermeras está el nombramiento de más peresonal del área, ya que solo tienen 10 y el hospital necesita unas 25. Del mismo modo, reclaman los servicios de una ambulancia, ya que no tienen vehículo para transportar a los pacientes que ameritan ser transferidos a otros centros de salud de Santiago.

Igualmente, exigen el nombramiento de cuatro personas que están como nominales y más personal de limpieza.

POR NARCISO PÉREZ/ FOTOS WILSON ARACENA…diario libre