f1

El político y revolucionario Rafael Chaljub Mejía destacó  que el patriotismo y el desinterés, además del amor a la libertad fue lo que motivó a los expedicionarios a entrar al país sin los recursos necesarios para luchar contra la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

Estos eran los valores más importantes de la época, que a pesar de saber que iban a morir todos, decidieron luchar para no quedarse sin hacer nada en contra de los abusos cometidos por el régimen.

El también escritor relató en el programa “Los Sabios en la Z”, que la primera vez que la República Dominicana pudo lograr un movimiento revolucionario y político fue por el Movimiento 14 de Junio, ya que la dictadura no permitía ninguna oferta política para el pueblo.

“Trujillo se sentía tan bien cuando creyó que había exterminado a todos los combatientes que dijo que su Gobierno terminará solamente cuando esté muerto, eso se lo dijo a un periodista de la revista Times que vino a entrevistarlo exclusivamente”, indicó.

Chaljub Mejía dijo que la mayor parte de los expedicionarios hicieron su testamento antes de salir, porque estaban seguros que iban morir y a pesar de esto vinieron, porque sentían que abonar la tierra con su sangre era un placer, era un sentimiento que deber y de servicio para todos los dominicanos.

Recordó que efectivamente la dictadura aplacó la expedición, porque estaban debilitados, sin embargo, esta acción dejó un ideal a nivel general en la sociedad de clase media y alta, que se alzaron en contra de la dictadura de Trujillo.

“La dictadura destruyó la expedicion con la saña que lo caracteriza y la criminalidad con la ejercía presión a la población”, señaló en el programa especial que conduce Ramón Alburquerque.

Dijo que los expedicionarios que llegaron por avión no pudieron sacar las municiones del mismo, porque la escalera por el cual bajaban se la llevó el viento, por lo que, a pesar de no tener armas completas ni suministros, ni comida, se lanzaron a la lucha solo con el sentimiento de libertad.

“El factor sorpresa que tenían los expedicionarios no pudo ser ejecutado, porque las embarcaciones zozobraron y tras haber pedido auxilio a Cuba, donde había un infiltrado de Trujillo, un militar de alto rango al que le entró tres millones de dólares para evitar que los soldados cubanos apoyaran a los expedicionarios, no pudieron ser asistidos, y así como estaban, enfermos por el hambre y la seguridad de que habían perdido toda posibiliidad del éxito, decidieron lograr su cometido y luchar”, relató.

“Trujillo peleo contra la valentía de los débiles soldados, hay que reconocer que las circunstancias que motivaron el poco éxito de la expedición, pero que dejó un legado que dio al traste con el fin de la dictadura”, apuntó.

Al Trujillo presentarse como vencedor, de nuevo, no se había dado cuenta de que había llegado el fin de su dictadura, cuando seis meses después se levanta otro grupo en su contra, gente de sus propios seguidores que se cansaron de sus abusos.

“Trujillo, en su delirio y su megalomanía no se dio cuenta que el fin le pisaba los talones, todos eso había calado a la mente de los dominicanos que incluso se insertó hasta los tentáculos del mismo régimen”, señaló. Más adelante el asesinato de las hermanas Mirabal y su enfrentamiento en contra de la iglesia fue lo que le puso punto final.