Por Wendy Almonte 

Santiago –  La jueza Ilka Méndez Sosa, del Cuarto Juzgado de la Instrucción del distrito judicial de Santiago, declaró un auto de no ha lugar en favor del doctor Piero Perrone Mora, acusado de presunto abuso sexual a su hijo.

Al salir de la audiencia, el docto Piero Perrone, entre sollozos expresó “Se hizo justicia terrenal y justicia divina”, y que se integrará a la consulta, seguirá su vida normal como debió haber seguido, ya que todo eso es una mentira y como tal, quedó demostrado.

Guardaba prisión desde diciembre del 2019, cuando la madre del niño, la doctora Cynthia Gómez Espinal, le pone una denuncia por violación a su hijo.

Para tomar la decisión, el tribunal comprobó que no había persistencia en la incriminación dado que el menor había señalado a tres personas como posibles autores del supuesto hecho; que el menor había expresado que su madre lo había preparado para prestar declaraciones; además de haberse constatado que el niño había sido sometido a múltiples entrevistas con el propósito de que emitiera la declaración acusando a su padre.

Además, el Tribunal evidenció que, en la primera evaluación realizada al niño, no había un resultado compatible con un delito sexual; y que la segunda evaluación fue practicada por un médico privado y no del INACIF, arrojando los mismos datos de que tampoco eran concluyentes del delito sexual.