Organizaciones que representan alrededor del 85 % de la población evangélica del país solicitaron  a la Policía Nacional dar a conocer “quién ordenó a disparar y matar” a la pareja de esposo Elisa Muñoz, de 33 años de edad y Joel Díaz de 37, a la altura del kilómetro 45 de Villa Altagracia.

El Servicio Social de Iglesias Dominicanas, la Coalición Nacional Latina de Ministros y Líderes Cristianos (Conlamic) y la Mesa de Diálogo y Representación Cristiana, integrada por más de 85 organizaciones, proclamaron que la Policía “debe saber quién dio la orden de disparar y matar, y que ese también pague por sus hechos”.

Enfatizaron, de forma enérgica, que “debe ser dejada atrás la práctica llevada a cabo por desaprensivos agentes policiales, la cual data desde la fundación de la Policía Nacional, para lo cual se necesita una urgente y estricta reforma en sus estructuras”.

 

“Es necesario que la ciudadanía tenga confianza en nuestra Policía, pero hechos como el registrado en Villa Altagracia hacen a nuestros ciudadanos temer a hombres y mujeres que están para protegernos”, precisaron las entidades .