Por Pedro JIMENEZ

El pastor y empresario licenciado Nicolás D`Aza  consideró que la corrupción es una peste que afecta al mundo y a una gran mayoría de  países de Latinoamérica.

“Esta peste que azota mi país está carcomida por el individualismo como un elemento que es típico de personas que no conocen a Dios”.

Manifestó que  nuestra patria necesita dar pasos gigantes que la conduzcan por los senderos de prosperidad y progreso colectivo.

“Esto solo es posible si dejamos detrás nuestras apetencias personales  y corremos hacia el futuro con la mirada puesta en Dios como única alternativa para la transformación de los pueblos carentes de amor, sentido de justicia y solidaridad”, subrayó el también catedrático universitario.

Entiende que se hace necesario construir juntos un  proyecto de nación capaz de cambiar  los paradigmas y la viaja forma de pensar, por un  auténtico modelo de pensamiento en el que se tome en cuenta  a los más necesitados..

“En fin, un nuevo  modelo incluyente que de mayor oportunidad a los jóvenes, , las mujeres en su desarrollo personal y,  por consiguiente , un mayor empuje a los productores agrícolas, a las pequeñas y medianas empresas”, enfatizó.

Asimismo, tomando en cuenta  en consideración  los distintos sectores que influyen positivamente  con la estabilidad económico del país.

“Es decir, una República Dominicana que se desarrolle de forma paralela con sus riquezas, dejando de un lado los intereses y el egoísmo personal, para dar paso al progreso colectivo”, consideró.

El licenciado Nicolás DAza dijo que se hae necesario definir, aplicar y dar oportunidad a  las políticas de  Estado que sean capaces de mejorar el sistema de vida de los más pobres o de los más vulnerables.,