F

Son velados en su residencia los restos de uno de los jóvenes que resultó afectado con un virus aún sin identificar, luego de que llevaban más de 40 días trabajando en los túneles que sirven de respiradero de la presa de Tavera.

La víctima es José Ignacio Gómez Díaz, de 21 años de edad, conocido en la comunidad de La Zanja de Sabana iglesia como Yorkis, quien en principio presentó dolor de estómago, de cabeza, náuseas y mareos, pero al empeorar fue trasladado a un centro de salud privado de Santiago donde murió.

En varios centros de Salud de Santiago, aún permanecen internos 24 hombres que laboraron en dichos túneles, de los cuales familiares de algunos de los afectados guardan pocas esperanzas de vida debido a su gravedad de su salud, pero esperan un milagro de Dios.

Mientras, la directora del hospital de Sabana Iglesia, Loyda Luis King manifestó sobre las pruebas que mandaron a realizar para determinar que tienen estas personas, aún no han llegado los resultados.

La incertidumbre se ha apoderado de los familiares de los afectados debido a que sienten que les ocultan información con relación al estado de salud de los que están internos en cuidados intensivos en centros de salud de Santiago.

Hasta el momento, el Ministerio de Salud Pública desconoce qué enfermedad adquirieron los obreros mientras limpiaban los túneles y encontraran miles de murciélagos.

POR JOSE ADRIANO RORIGUEZ…elcaribe.com.do