El general de división cubano Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, jefe del conglomerado militar del Grupo de Administración Empresarial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA), murió la mañana de este viernes en La Habana, a causa «un paro cardiorrespiratorio». Al momento de su deceso, López-Calleja tenía 62 años.

«Con profundo pesar informamos a nuestro pueblo que en las primeras horas de la mañana de este viernes 1 de julio, como resultado de un paro cardiorrespiratorio, falleció el general de división Luis Alberto Rodríguez López-Calleja, presidente ejecutivo de GAESA«, informó la página Cuba Debate.

El general López-Calleja, quien fue miembro del Buró Político del Comité Central del Partido y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular, tuvo una extensa hoja de servicios a la Patria y a la Revolución Cubana.

Nació en La Habana en el año 1960. Exyerno del general de Ejército Raúl Castro, era una figura clave en la jerarquía del gobierno cubano, considerando que tenía bajo su mando el GAESA, el principal grupo de administración y gestión empresarial de la economía del país con el liderazgo de los militares cubanos.

López-Calleja tuvo un ascenso meteórico en los últimos años en las estructuras de poder político del régimen. Muy recientemente, por el municipio de Remedios, Villa Clara, fue designado diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular.

El nivel de influencia del general y administrador de gran parte de la economía cubana salió a la luz hace poco, en octubre de 2021, cuando fue presentado como principal asesor de Miguel Díaz-Canel durante una visita a México.

López-Calleja culminó sus estudios superiores en la antigua Unión Soviética (URSS) y allí tuvo sus primeros contactos con los órganos de la Inteligencia Militar. A su regreso a Cuba, le asignaron responsabilidades dentro del Ministerio del Comercio Exterior (MINCEX).

Fue enlace del entonces ministro de las Fuerzas Armadas, Raúl Castro, con la dirección de Colaboración Económica del propio organismo, prestando servicios en la Contrainteligencia Militar desde 1990. En ese período fijó su mirada en una de las hijas del general, hasta lograr la relación.