F1

Al menos 12 heridos de balas y armas blancas es el resultado de un motín de más de tres horas registrado entre reclusos de la cárcel Batalla de Palo Hincado que se disputan dos grupos de reos, ocho de los cuales presentan impactos de balas que lo mantienen en estado grave.

Otro grupo es intervenido por heridas de machetes y punzones en los hospitales Inmaculada Concepción y Doctor Ramón Báez y algunos centros de salud privado de la zona.

Entre los reclusos heridos de gravedad se destacan Alejandro Suárez, José Gregorio Martínez, Miguel Tavares, Jonathan Félix, y el nombrado Humberto, quien según algunos de los reos es el “provó” dentro de los reclusos y quienes lo acusan de disparar con un arma de fuego a otro grupo que pretendía apoderarse del control.

Un supuesto grupo de  reos proveniente de la capital pretendía destituir a Humberto, el cual se encuentra en estado de gravedad, con impactos de balas y heridas punzantes.

Miles de personas se aglomeraron en las afueras de la cárcel, que actualmente es controlada por el Ejército de República Dominicana, (ERD), para observar cuando sacaban los reclusos heridos y con brazos mutilados de los machetazos.

Fue necesario, además, la intervención de agentes policiales, quienes lanzaron gases lacrimógenos a fin de controlar los enfrentamientos dentro del penal.

Otra cantidad de reos no pudo ser identificada, pero eran intervenidos en los pasillos de los hospitales Inmaculada Concepción y Doctor Ramón Báez, del Seguro social, y varios centros privados.

La Jefatura del Ejército dominicano procedió a enviar al supervisor general de cárceles, coronel Mencía Hernández y personal del G2 quienes de inmediato iniciaron las pesquisas.

“Todo está bajo control en el penal de Cotuí, hemos instruido para que se tome medidas cuantas sean necesarias para impedir nuevos incidentes” señala el Ejército en su informe preliminar.

El Ejército dominicano amplía todo el proceso investigativo y mantiene bajo arresto al personal que estaba de servicio al momento de originarse el incidente.

“Estamos investigando para tratar de establecer si hubo negligencia o complicidad por parte de los custodias para tomar las medidas que sean necesarias”  advierte la Comandancia General del Ejército.

Listín Diario