Home Noticias MONITOREAN PERSONAS QUE TUVIERON CERCA DE MUJER FALLECIDA POR RABIA

MONITOREAN PERSONAS QUE TUVIERON CERCA DE MUJER FALLECIDA POR RABIA

SANTIAGO. Las autoridades locales del Ministerio de Salud Pública informaron que monitorean de cerca a las personas que tuvieron contactos con Jacqueline Espinal Martínez, la mujer de 54 años que murió como consecuencia de la rabia tras ser mordida por un hurón en esta ciudad.

Así informó  la doctora Angela Ricardo, directora de la zona I del organismo de salud oficial.

“A todos los familiares de la paciente les estamos vacunando en el Cabral y Báez. A ellos les pondremos el esquema que manda el protocolo”, indicó Ricardo.

La única manera de prevenir la rabia en humanos es con la Inmunoglobulina Antirrábica, la cual consta de cinco dosis que se deben aplicar cada siete días si se confirma que el animal agresor tiene la enfermedad.

Las mordeduras más peligrosas son las que se dan en la o cerca de la cabeza, en las plantas de las manos y pies y en el aparato reproductor.

Además de los parientes, Ricardo dijo que fue tratados el personal médico que asistió a Espinal Martínez durante su hospitalización en un centro privado. La mujer fue agredida el pasado 31 de enero de este año en la comunidad de Gurabo, al norte de esta ciudad. De acuerdo al testimonio de los parientes de la dama, el hurón, propiedad de un vecino, la mordió en el dedo meñique de su mano derecha tras penetrar a su residencia, situada en la calle 5 del referido sector.

La víctima fue tratada por varias semanas y casi tres meses después del hecho, cuando se pensaba que ella estaba recuperada, comenzó a presentar problemas neurológicos, síntomas de la rabia en humano, que le provocaron la muerte.

Trascendió que los parientes de la fenecida se mudaron del vecindario y se desconoce si procederán legalmente contra el propietario del mamífero.

Mientras que los vecinos del lugar manifestaron su preocupación por la presencia de otros animales portadores del virus. “Después de eso, aquí nadie duerme tranquilo con el temor de que un animal pueda mordernos y contagiarnos”, expresó Juan Frías.