MAO..-La Policía Nacional informó que “redujo a la obediencia” a un médico que, afectado por problemas mentales, agredió a su sobrino y hermana, además de dos agentes de la uniformada que intentaban evitar que el galeno atacase a  otra persona.

Según la institución, el hecho se produjo cuando el fiscal Félix Otoniel Estévez Almengó, de la Unidad de Violencia de Género de Mao, acudió a una vivienda en el sector La Sibila, donde el médico había agredido con un cuchillo a un sobrino de 16 años y a  la madre del joven, la arquitecta Inmaculada González Espinal, de 43 años, quien es hermana del agresor.

El informe preliminar del caso precisa que “el doctor Julio Francisco González Espinal, de 41 años, resultó herido de bala cuando los agentes se vieron en la imperiosa necesidad de recurrir al uso proporcional de la fuerza para evitar que continuara atentando con la integridad física de otras personas”.

Agrega que González agredió igualmente al sargento mayor policial Roberto Carlos Guzmán Bernard y al cabo Elizaul Ureña Almonte, quienes acudieron al lugar acompañando al representante del Ministerio Público.

El fiscal Otoniel Estévez y el agresor fueron trasladados a un centro de salud privado donde fueron internados, mientras los demás heridos fueron  trasladados a otro centro de Salud Pública para curarles las heridas sufridas.

El Cuerpo del Orden dice tener en su poder el cuchillo de ocho pulgadas de largo ocupado al médico que padece trastornos mentales.