FJPEl 35 por ciento de la plantación de banano en la finca del proyecto La Cruz de Manzanillo, fue destruida por los vientos causados por el paso de la tormenta Erika en el país, dejando pérdidas que se estiman en un  monto superior a los RD$50 millones de pesos.

El administrador del proyecto La Cruz Manzanillo, ingeniero Ramón Emilio Fondeur, informó que los técnicos realizan un levantamiento de los daños, para establecer con exactitud las pérdidas millonarias y  por consiguiente suministrarlas al Ministerio de Agricultura.

banano en Montecristi

Nuestros técnicos y el personal del Seguro Agrícola están haciendo un levantamiento oficial de los daños, los cuales estimamos que sobrepasan los 50 millones de pesos”, afirmó el funcionario.

El ingeniero Fondeur confía que las lluvias puedan registrarse en la Línea Noroeste, señalando que como consecuencia de la sequía las pérdidas en la producción agrícola podrían incrementarse.

 La finca  del proyecto de La Cruz de Manzanillo, incrustada en la provincia de Montecristi, cuenta con 16 mil tareas sembradas de banano orgánico, con un total de 1,500 empleados en la producción para la exportación del rubro.

De acuerdo al informe de las autoridades, este proyecto bananero exporta 160 millones de pesos al año, con una proyección de incrementar unos 700 millones de pesos en el año 2016,emplea más de 1,500 personas y proyecta próximamente alcanzar a los 3,000 empleos.

El mercado en la producción de banano en el país moviliza más de 300 millones de dólares al año en exportación a países europeos, tales como Italia, España, Alemania, Francia, Holanda e Inglaterra, mientras se espera seguir aumentando esa cantidad con un acuerdo comercial con el gobierno japonés.

Se recuerda que hace poco el administrador del proyecto de La Cruz de Manzanillo, ingenieroRamón Emilio Fondeur, recibió la visita del embajador dominicano en Japón, Héctor Domínguez y su par en el país, Takashi Fuchigami, quienes realizan esfuerzos en conjunto con la intención de introducir al mercado japonés productos agrícolas de las fincas de los pueblos de la Línea Noroeste, principalmente el banano orgánico.