Las autoridades liberaron al joven José Miguel Guzmán Vásquez, organizador del concierto “Hell Fest”, que estaba pautado a celebrarse  anoche en los terrenos del antiguo aeropuerto de Herrera, y que fue cancelado minutos antes cuando un contingente de agentes de la Policía y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), se presentó al lugar en compañía de representantes del Ministerio Público.

Según informó la Procuraduría General de la República, a través de su departamento de Comunicaciones, tanto el joven como su padre José Miguel Guzmán, fueron despachados desde el mismo destacamento policial donde fueron llevados el viernes en la noche.

Sin embargo, dijo que el seguridad Juan Carlos pimentel, será procesado por poseer dos porciones de marihuana al momento de su arresto.

 

Josefina Capellán, portavoz de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), aseguró  que la institución antidrogas tenía información de inteligencia, debido a que en el concierto fue infiltrado un grupo de agentes de la DNCD que investigó la situación.