Home Noticias Leves lluvias no han disipado sequía ni ha retornado agua al caudal...

Leves lluvias no han disipado sequía ni ha retornado agua al caudal de ríos en parte oeste de Puerto Plata

FJP

PUERTO PLATA.- Las lluvias de corta duración que en los últimos días se han producido en distintas localidades de la parte oeste de Puerto Plata, no han sido lo suficientemente copiosas para amortiguar la fuerte sequía así como también regresar las corrientes de agua a los principales ríos de la región cuyos causes están prácticamente desaparecidos.

Así lo confirma varios reportes llegados a la redacción de este medio informativo, donde se explica que los ríos Bajabonico, Obispo, Unijica, Cabía, Navita, Cordovín entre otros afluentes, sus causes aún se observan completamente secos, debido a la falta de lluvia, pero también a la depredación de los recursos naturales en esa zona.

En tanto que de acuerdo a los pronósticos de la Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET), indican que la sequía en el país podría prolongarse hasta más allá de diciembre ya que para superar el déficit de agua potable se necesitarían tres fenómenos atmosféricos más que arrojen lluvias tal como lo hizo la recién pasada tormenta “Erika”.

 

FJP

“Para los que pensaron que las lluvias de los últimos días se llevaron consigo la sequía lamentamos decirles que no, todo lo contrario podría extenderse hasta más allá de diciembre y el déficit de agua potable necesitaría de varios días de lluvia abundante para mitigarla por lo cual se aconseja a la población de Puerto Plata y de todo el país seguir haciendo uso racional del agua”, expresó el predictor meteorológico Yhony Gómez.

El experto en meteorología aseguró que la sequía va a seguir, no se ha eliminado, ya que tienen que ocurrir varios fenómenos de la magnitud quizás de la tormenta Erika, para que esa sequía disminuya, porque la deficiencia pluviométrica que hemos tenido desde hace prácticamente dos años ha sido muy aguda y esa situación meteorológica de la fuerte sequia que vive el país es producto de los efectos del fenómeno “El Niño”.

POR ANTONIO HEREDIA