La auditoría cubre parte de la gestión de Michelle Cohen en ProCompetencia.

SANTO DOMINGO. La Cámara de Cuentas informó que durante el periodo comprendido del 1 de enero de 2014 al 31 de diciembre de 2015, en la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (ProCompetencia), se otorgaron contratos de bienes y servicios de forma directa por RD$5,717,740; hubo desembolsos sin evidenciar la requisición de compra por RD$1,424,950 y se emitieron órdenes de compra con posterioridad a la fecha de facturación por RD$7, 486,137.

Asimismo, los auditores reseñaron que la entidad adquirió bonos y canastas navideñas sin evidenciar documentos de constancia de recepción del beneficiario, por un monto de RD$2,478,826; compras realizadas sin evidenciar la cantidad de cotizaciones requeridas por RD$230,100 y desembolso sin orden de compra evidenciada de boletos aéreos por RD$72,688.

Los datos están contenidos en los resultados de la auditoría realizada por el organismo, en el período indicado, donde la entidad justificó, en el caso de las compras y contrataciones, que se hicieron esas compras porque el departamento de compras y contrataciones no estaba conformado.

La auditoría fue solicitada por la actual presidenta del consejo directivo de Pro Competencia, Yolanda Martínez, a la pasada presidenta de la Cámara de Cuentas, Licelot Marte de Barrios.

Con relación a los desembolsos sin evidencias de la requisición de compra, en el informe de auditoría se hace constar una explicación de la encargada Administrativa y Financiera, Rhina Peguero, en la que dice: “Los desembolsos de la cuenta de impresión y encuadernación por de RD$1, 673,907, sin requerimiento o necesidad, se debe a que la contadora procedió a realizar los pagos siguiendo las instrucciones de sus superiores y Contraloría aprobó, ya que ellos no solicitaban esto”.

La Cámara de Cuentas informó que durante el año auditado se observó una serie de errores materiales, individuales y en conjunto, en la ejecución presupuestaria. Enumeran 41 “discrepancias no evidenciadas de acuerdo a las normativas legales vigentes”.

Entre esos errores están, con relación al fondo de caja chica, emisión de cheques de reposición sin indicar los números de comprobantes a reponer; justificantes de pago no cancelados con sello de inscripción “pagado”; reposiciones excedentes al 60% del monto total del fondo; desembolsos por un monto superior al 10% del total del fondo y reposiciones no documentadas o evidenciadas.

POR CRISTIAN CABRERA