M

SANTIAGO.-La Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS), urgió  la reforma del Código Laboral, a fin de acabar con las mafias de abogados que en complicidad con otras instituciones “saquean” las empresas con demandas fabricadas para obtener beneficios.

Asimismo, durante una rueda de prensa, el presidente de la ACIS, Sandy Filpo, junto a Eduardo Lemoin, Marco Santana, Guillermo Núñez y Juan José Jiménez, prometieron salvaguardar en esa reforma los derechos adquiridos de los trabajadores.

“Seremos guardianes de los derechos adquiridos de los trabajadores y mas como la cesantía y otros, serán preservados”, agregó el empresario, pero insiste se debe reformar par quitarle herramienta de extorsión a las oficinas de abogados que accionan en ese sentido.

Indicó que cada cierto tiempo se activan grupos de abogados, alguaciles y otros e inician un proceso donde amparado en el Código Laboral crean demandas judiciales que afecta a las empresas.

Llamó a las instituciones del Estado, comenzando por el presidente Danilo Medina, Ministerio de Trabajo, a los candidatos presidenciales para que asuman en este proceso o en el próximo periodo la modificación de la legislación de trabajo.

“Es una necesidad  la reforma al Código pone entre la espada y la pared no solo las empresas en términos de competitividad, sino a las empresas que en cada momento son víctimas de esta situación que se da producto de la operación de mafias de abogados”, dijo.

Dijo estar convencido que  si no hay trabajadores no hay empleos y que si no hay empresas no habrá empleo digno, por lo que entiende que el Código Laboral vigente se ha convertido en una retranca para el desarrollo sostenible del país en materia de empleo.

Señaló Filpo que este problema provoco que se aleje la inversión extranjera y hace desaparecer a pequeñas empresas descapitalizadas por el pago de demandas laborales.

Informó que a cada uno de los candidatos presidenciales le entregaran la solicitud de reforma al Código Laboral para que de ganar lo implementen, sin que esto afecte los derechos adquiridos de los trabajadores.

Manifestó que el objetivo es que se pueda crear un clima de tranquilidad y proceso en el sector productivo, que es diezmado por las acciones de abogados inescrupulosos que compran casos y fabrican otros relativos a demandas de los empleados.