M

SANTO DOMINGO, .- La presidenta del Cuarto Tribunal Colegiado del Distrito Nacional, Pilar Rufino, pedirá una licencia de trabajo porque los cuestionamientos suscitados a raíz de la prisión domiciliaria que ella le dictó al presunto narcotraficante Pascual Cordero Martínez (a) El Chino le han afecto su salud.

Rufino explicó que tiene cuatro días sin dormir tras la investigación ordenada por el Consejo del Poder Judicial la pasada semana y por recomendación de su médico pedirá una licencia.

Destacó que Cordero Martínez tenía una medida de coerción consistente en presentación periódica y que lo que hizo fue variársela por una prisión domiciliaria, porque por su criterio de juez entendió que se le debía aplicar dicha medida.

“Yo le impuse una medida más grave que la que tenía, la que tenía era una garantía económica y presentación periódica y yo le impuse prisión domiciliaria pero es una prisión”, expresó Pilar.

“Yo no merecía un cuestionamiento a mi persona en estos instantes” refirió la magistrada, asegurando que una trayectoria como la que ha tenido en el Poder Judicial no debió “tirarse por la borda” como se está haciendo en estos momentos.

Aseguró estar tranquila por la investigación ordenada a la decisión que tomó pero enfatizó que la misma la ha afectado mucho, tanto en lo personal, profesional como familiar.

Fuente de noticia