En este municipio de la Línea Noroeste y que pertenece a la provincia de Montecristi, existe un júbilo generalizado entre sus moradores desde el pasado viernes en la noche, cuando un juez de Primera Instancia dictó seis meses de prisión preventiva contra la exfiscalizadora Carmen Lisset Núñez y cuatro ex agentes de la DNCD, tras comprobarse que colocaron drogas en una barbería de esta localidad.

«Era un año que queríamos contra esa verduga, pero estamos conforme con esos seis meses de prisión y no queremos cuentos con fugas o enfermedades, ella está bien de salud, que cumpla con la condena del juez», expresó Alexandra Cabreja, residente en Montecristi.

Refirió que varios meses antes de suceder el caso de la droga en la barbería, la fiscal Carmen Lisset Núñez le practicó un allanamiento a una prima suya en Villa Vásquez, dizque buscando drogas y al esposo de ésta por un robo.

José Rivas, dirigente del Frente Amplio de Lucha Popular (FALPO), quien estuvo con otros dirigentes en el palacio de justicia el pasado viernes, también denunció que fue objeto de un allanamiento irregular en su vivienda.

José Rivas, dirigente del Falpo.

«Ellos (los policías y la fiscal) me allanaron la casa alegando que yo había hecho un robo en la bomba de Chago, pero era un invento a ver si mi familia se transaba pagando una gran suma de dinero», puntualizó Rivas.

Dijo que ante las amenazas de los dirigentes regionales del FALPO de «caerle a tiros a la fiscal», él fue liberado sin presentárseles cargos algunos.

POR NARCISO RAFAEL PEREZ ADAMES..FOTOS EDWARD TAVAREZ