POR AP

Las inundaciones y deslaves provocados por las lluvias torrenciales en poblaciones al este de Tokio causaron al menos 10 muertos y aumentaron los daños en áreas que aún no se habían recuperado por completo de tifones recientes, dijeron las autoridades hoy sábado.

Los rescatistas hallaron el cadáver de una persona que desapareció en la prefectura de Chiba cuando se vio sorprendida por la crecida mientras conducía su coche. Otra fue reportada como desaparecida en Fukushima, más al norte, que todavía se recupera de la devastación causada por el tifón Hagibis a principios de mes.

Nueve de las víctimas mortales se registraron en Chiba y la otra en Fukushima.

En el distrito de Midori, en Chiba, los deslaves aplastaron tres casas y mataron a tres personas que quedaron sepultadas debajo. Otro deslave golpeó una vivienda en la cercana ciudad de Ichihara y mató a una mujer. En Narata y Chonan, tres conductores se ahogaron cuando sus vehículos quedaron sumergidos en la crecida.