MSantiago.-El ministerio público comenzó a interrogar al personal médico y de enfermería del centro médico Maritza Jiménez donde fue intervenida Ramona Franco Cruz, tras practicarle una cirugía estética para agrandar el glúteo.

En total son nueve los interrogados, y de estos siete médicos, incluido el ginecólogo Oscar Polanco.

En el caso de Polanco, los familiares de Romy Franco, como era conocida la víctima de 24 años de edad fue quien hizo el contacto para operarla. Además serán entrevistadas una secretaria y una enfermera.

Sin embargo, hasta tanto no cuenten con los resultados de la autopsia y documentos del ministerio de Salud Pública, por el momento no se podrá establecer responsabilidad penal y por tato un sometimiento judicial.

Los familiares guardan mensajes del contacto hecho por el galeno con Romy Franco, peor ahora alega que aunque se encontraba en la sala de cirugía, no fue quien llevó a cabo la operación.

En el caso del médico Oscar Polanco, no solo tendrá que afrontar este caso, sino que para este martes deberá acudir a los tribunales por la muerte en Sara de los Ángeles Martínez fallecida en febrero del 2015 mientras era intervenida en la clausurada clínica Ideamec, ubicada en la avenida República de Argentina.

Martínez de 39 años de edad residía en la comunidad el Jobo en el municipio de Tamboril.

Otra de las víctimas es Ely Estephani Peña Placencio quien perdió la vida tras someterse a una cirugía en el mismo centro, esperan por los resultados de la autopsia para poder proceder judicialmente.  

Dora Suero, de 47 años, residente en  el sector Hato Mayor, al sureste de Santiago, falleció en el 2011 en Ideamec.

La mujer habría pagado 135 mil pesos al cirujano plástico y al momento de ser intervenida llevaba más de 200 mil pesos.

POR MIGUEL PONCE…EL CARIBE…