Por Rosmerys De León

El exfuncionario Francisco Pagán, quien cumple prisión preventiva por su implicación en el caso Pulpo, fue ingresado a un centro médico tras presentar síntomas gripales, decaimiento, tos, fiebre y malestar general.
Pagán, de 74 años, fue trasladado desde el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Hombres, en San Cristóbal, a la Unidad Cardiovascular del Centro de Diagnóstico y Medicina Avanzada y de Conferencias Médicas y Telemedicina (Cedimat).

La doctora Gaurys Sisa, directora de Salud del Modelo de Gestión Penitenciaria (MGP), explicó que Pagán estaba presentando un proceso gripal acompañado de tos persistente, proceso de fiebre termometrada en 38.5 grados y 39.5 grados, además de decaimiento y malestar general”.

Indicó que el imputado fue sometido a un proceso de colocación de stent el pasado día 6 de agosto y que desde el inicio del proceso viral, recibió las atenciones médicas correspondientes, sin descuidar su medicación y la realización de las analíticas correspondientes.

“Al prolongarse su cuadro clínico, procedimos a su movilización a Cedimat, en donde en este momento se encuentra estable, en espera de reporte de estudios y bajo vigilancia médica”, dijo.

No es la primera vez que el exdirector de la Oficina de Ingenieros Supervisores de las Obras del Estado (Oisoe) es sacado de la cárcel de Najayo por problemas de salud. En enero fue trasladado hacia un centro médico.