Oficiales de las Fuerzas Armadas investigan un intento de robo de una aeronave en el aeropuerto de Arroyo Barril, de Samaná, donde, según detalles ofrecidos, las cámaras de seguridad y la energía fueron cortadas para cometer el frustrado hecho.

Las autoridades se enteraron del robo cuando la aeronave tuvo un accidente en la pista de carreteo de la referida terminal en Samaná, lo que ocasionó un “corre corre” .

Según las versiones, cuando las autoridades se acercaron al lugar, la aeronave estaba vacía y no se pudo detener a nadie, a pesar de que los miembros de la seguridad peinaron la zona.

Para cometer la acción delictiva, los ladrones del avión saquearon varias oficinas de la terminal aérea, cortaron los cables de la cámara de seguridad y la electricidad en la zona.

El avión, matricula HI-896, había despegado desde el aeropuerto Doctor Joaquín Balaguer (El Higüero) y aterrizó en la terminal de Arroyo Barril, en Samaná, y de acuerdo con la versión habría sido llevado hasta allí por un piloto dominicano.

En el lugar fue encontrada una matrícula de origen suramericana a nombre de Ramón Castillo Manrique.

Oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil realizan las indagatorias para ofrecer detalles sobre el hecho.

De su lado,  la empresa concesionaria Aeropuerto Dominicanos Siglo 21 Aerodom, operador del aeródromo, tras confirmar el hecho declaró que el caso fue notificado al Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria CESAC y al Instituto Dominicano de Aviación Civil IDAC.

“Nosotros como operadores del aeródromo, tan pronto se tuvo conocimiento del incidente se informó al Cuerpo Especializado en Seguridad Aeroportuaria y de la Aviación Civil (Cesac), organismo responsable de la vigilancia y seguridad en los aeropuertos nacionales, incluido el Aeródromo Doméstico Arroyo Barril “.

POR RAMON VENTURA