POR ROBERTO ANTONIO PEREZ

SANTIAGO.-Con la participación de más de 350 privados de libertad de varios centros correccionales de la zona norte del país, la Dirección General de Servicios Penitenciarios y Correccionales (DGSPC) inauguró los Juegos Deportivos Penitenciarios Semana Santa 2022, en el Circuito Rafey.

El inicio de la competencia deportiva, en la que los internos demuestran sus destrezas en diferentes disciplinas, estuvo encabezada por el subdirector nacional de Asistencia y Tratamiento de la DGSPC, Noel Toribio, y contó con la presencia de la gobernadora de Santiago, Rosa Santos.

El evento congregó a privados de libertad de los Centros de Corrección y Rehabilitación (CCR) El Pinito en La Vega, Vista al Valle en San Francisco de Macorís, provincia Duarte; La Isleta de Moca, provincia Espaillat; el CCR de Mao en Valverde, el Centro Penitenciario Juana Núñez de Salcedo en Hermanas Mirabal y los centros correccionales de Santiago Rodríguez, Dajabón y Puerto Plata.

La competencia incluyó las disciplinas de baloncesto, softbol, dominó, ajedrez, tablero y voleibol femenino.

El evento está dedicado a la memoria de Sor Magdalena Sierra, de la Congregación Hermanas Mercedarias de la Caridad, por su obra social y su desprendimiento en favor de la población carcelaria del país.

En la apertura estuvieron el director del centro anfitrión, José Alejandro Paulino, y la de Rafey Mujeres, Elizabeth Alvarado, así como Apolinar Peralta, monitor deportivo de la zona norte.

También, el subdirector regional del Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), Erickson Peralta.

El subdirector de Asistencia y Tratamiento destacó que con la Ley 113-21, que regula el Sistema Penitenciario y Correccional, se deja atrás el concepto divisorio de “nuevo modelo” y “viejo modelo”. “Ahora hay centros reformados y no reformados, lo que nos da un reto de dignificación y que todos los privados de libertad son uno solo”, dijo.

Enfatizó que la condición de privación de la libertad no despoja de sus derechos humanos a la población carcelaria. “Ni mucho menos de sus dotes para participar en estas actividades. Con esto mandamos un mensaje de que sí se puede y que en los centros penitenciarios estamos trabajando para la libertad”.

“Vamos a estar ofreciendo todo el apoyo para que ustedes se formen, para que sean hombres reinsertados, reeducados, para tener un proyecto de vida”, dijo a los competidores.