fjpg

POR Rafael Baldayac

Navidad es un término de origen latino que significa nacimiento, y da nombre a la fiesta que se realiza con motivo de la llegada de Jesucristo a nuestro mundo. El término también se utiliza para hacer referencia al día en que se celebra: el 25 de diciembre (para las iglesias cristianas, anglicanas, ortodoxa rumana y algunas protestantes) o el 7 de enero (para las ortodoxas que no adoptaron el calendario gregoriano).
Se sabe que en el hemisferio norte el mes de diciembre coincide con el invierno, lo cual pone en duda que los pastores hayan estado al aire libre, que el cielo de esa noche haya sido estrellado, todos elementos de los hechos narrados en los textos bíblicos.Aunque la tradición indica que el nacimiento de Cristo se produjo un 25 de diciembre en Belén, los historiadores creen que la verdadera natividad de Jesús tuvo lugar entre abril y mayo. Esta teoría se basa en cuestiones geográficas imposibles de negar.

De todas formas, se tomó la decisión de mantener la fecha convencional de la navidad. Se cree que sus razones fueron que coincidiera con los ritos paganos por el solsticio.

De hecho, existían importantes festejos que se realizaban el 25 de diciembre aún antes del nacimiento de Cristo: el Cápac Raymi de los Incas, el Natalis Solis Invicti de los romanos y otros.

El festejo de la navidad implica varias tradiciones. La esperada cena de Noche Buena, 24 de diciembre, hasta la medianoche, los belenes o pesebres, los canciones o villancicos y el adornó del  árbol.

La navidad ha trascendido los límites de la religión y tiene como símbolo a Papá Noel o Santa Claus), un personaje inspirado en un obispo griego, que se encarga de llevar regalos a los niños de todo el mundo en Noche Buena.

Pensar en donde todo mundo celebra la Navidad nos lleva a pensar en algo en especial.

Señalar primero que la Biblia no describe el día específico del nacimiento de Jesús, lo más probable es que no nació un 25 de Diciembre como todo mundo lo celebra.

La Biblia había desde hace muchos antes profetizado el nacimiento del Mesías y que sería en Belén (“Pero tú, Belén, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad.” Miqueas 5:2, pero no específico nunca un año, un mes o un día en particular.

Cuando la época que llamamos Navidad se acerca hay de toda clase de pensamientos, desde aquellos que celebran estas fechas, aquellos que no le dan tanta importancia y aquellos que se preocupan por pelear con medio mundo para dejar claro que Jesús no nació en estas fechas.

La pregunta es ¿Importa realmente que día o mes nació Jesús?, pienso que ¡No!, lo importante que es que NACIÓ y que por medio de Él nosotros ahora podemos alcanzar perdón para nuestros pecados.

Creemos que para Dios mismo no es importante el día o el mes del nacimiento de Jesús, porque si así hubiese sido, Él hubiese especificado el día, mes y hora, pero no lo hizo porque sabe que somos capaces de darle más importancia a esos detalles que al mismo hecho de valorar su nacimiento como principio de la salvación del mundo.

También la Biblia dice que Jesús al nacer fue puesto en un pesebre: “Y dio a luz a su hijo primogénito, y lo envolvió en pañales, y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en el mesón.” Lucas 2:7.

Además la Biblia ni siquiera menciona el lugar exacto de su nacimiento, es decir la dirección exacta del lugar especifico que nació en Belén.

¿Por qué no lo menciona?, porque me imagino que Dios considera que si lo supiéramos haríamos de ese lugar un sitio de comercio y turismo, dándole más importancia al lugar que al hecho de que Jesús nació para darnos vida y vida en abundancia.

Lo  importante en esta navidad es que la historia del pesebre de Belén esté presente en tu corazón. Amaos los unos a los otros, como yo os he amado, constituye el núcleo de la vida de Cristo.

Jesús debe nacer en nuestro corazón.

¡Feliz navidad!