FF

SANTIAGO. La Iglesia Católica sugirió que se aproveche este mes de diciembre para iniciar jornadas educativas sobre conducir vehículos con prudencia, con el objetivo de reducir la ocurrencia de accidentes trágicos en las avenidas y carreteras de la República Dominicana.

En el editorial titulado “Las madres lloran”, el periódico Camino, vocero escrito de la Iglesia Católica, indica que las carreteras dominicanas se están llenando de cadáveres.

“En los últimos meses hemos presenciado el aumento triste de accidentes automovilísticos con saldos trágicos”, sostiene Camino.

Indica que a este drama hay que buscarle salida y atacar las causas que lo generan.

“El mes de diciembre es propicio para comenzar jornadas educativas sobre el manejo prudente, debido a que durante estos días se incrementa la cantidad de vehículos que transitan por nuestras vías, conducidos de manera temeraria y por personas alcoholizadas y drogadas”, subraya Camino.

Destaca que hay que evitar por todos los medios marchitar la alegría de tantos hogares que desean pasar esta época del año entre la solidaridad y el reencuentro familiar.

La Iglesia Católica lamenta que el país esté en el primer lugar en muertes por accidentes de tránsito, ya que de acuerdo a las últimas estadísticas, aquí se originan 20 muertes por cada 100 mil habitantes, con una tasa de 29.3 %, según la Organización Mundial de la Salud.

Precisa que esa campaña educativa sobre el manejo prudente es urgente y debe abarcar las escuelas, gremios profesionales, juntas de vecinos y otras organizaciones