M
HOMILÍA COMPLETA:
Los gestos hablan más que las imágenes y las palabras. Los gestos…
En esta Palabra de Dios que hemos leído haydos gestos: Jesús que sirve, que lava los pies… Él, que era el «jefe”, lava los pies a los demás, a los suyos, a los más pequeños. Un gesto.
El segundo gesto: Judas, que se acerca a los enemigos de Jesús, a quienes no quieren la paz con Jesús, para llevar el dinero con el que lo ha traicionado, las treinta monedas.
Dos gestos.
También hoy, aquí, hay dos gestos. Este: estamos juntos: musulmanes, hindúes, católicos, coptos, evangélicos, pero hermanos, hijos del mismo Dios, que queremos vivir en paz, integrados. Un primer gesto.
Hace tres días, un gesto de guerra, de destrucción en una ciudad de Europa, provocada por gente que no quiere vivir en paz. Pero detrás de ese gesto, como detrás de Judas, había otros.
Detrás de Judas estaban quienes le dieron el dinero para que Jesús fuera entregado. Detrás de «aquel» gesto están los fabricantes de armas, los traficantes de armas que quieren sangre, no paz; que quieren guerra, no fraternidad.
Dos gestos, lo mismo: Jesús que lava los pies. Judas, que vende a Jesús por dinero.
Vosotros, nosotros, todos juntos, diferentes religiones, culturas diferentes, pero hijos de un mismo Padre, hermanos. Y allí, esa pobre gente que compra armas para destruir la fraternidad.
Hoy, en este momento, cuando voy a hacer el mismo gesto de Jesús, lavar los pies a doce de vosotros, todos estamos haciendo el gesto de fraternidad, todos estamos diciendo: «Somos diferentes, somos diferentes, tenemos diferentes culturas y religiones, pero somos hermanos y queremos vivir en paz”.
Y este es el gesto que hago con ustedes. Cada uno de nosotros tiene una historia a sus espaldas, cada uno de vosotros tiene una historia. Muchas cruces, mucho dolor; pero también un corazón abierto que quiere fraternidad. Cada uno, en su lenguaje religioso, rece al Señor para que esta fraternidad se contagie por el mundo. Para que no existan esas 30 monedas para matar a los hermanos, para que siempre haya fraternidad y bondad.
Que así sea.