Por

El nombre de Jancel Yoel Almonte está vinculado a la palabra estafa desde hace casi 10 años, según los reportes de los medios de comunicación. En esta ocasión se le acusa de supuestamente estafar a negocios de comida a través de las redes sociales y aplicaciones de mensajería, apropiándose de la identidad de otra persona y los datos de una compañía con un registro nacional de contribuyentes activo.

Según denunciaron Walkiria Almonte, propietaria del negocio Gustanini FoodTruck; Paola Nova, de Lo Dulcito; y Eridania Hernández, de Ceviches RD, Almonte utilizó el nombre de Erick Acevedo Pimentel para contactar a sus establecimientos y hacer los pedidos de comida que nunca pagó. Las víctimas consideraron que el imputado tiene “un poder de convencimiento” que hizo que no se percataran de que se trataba de un engaño.

Además, de que él aparentemente investiga sobre los negocios para hacer su discurso más convincente con argumentos como que alguien que conoce a la dueña del establecimiento lo recomendó, como le sucedió Paola Nova, del negocio Lo Dulcito, de La Romana, según contó. “Él me llama y me dice que me recomendaron, que yo debo ser más responsable y que, si él me hace ese pedido para ese día (25 de diciembre de 2021) yo debería de hacer el trabajo por consideración a esa persona”, explicó Nova López.

Jancel Yoel Almonte supuestamente le depositó y le mostró la confirmación de la transacción, sin embargo, se trató de un montaje de un mensaje de correo electrónico, pero ella todavía no lo sabía. Nova López se trasladó ese mismo día desde La Romana a Santo Domingo Este a llevar el pedido. Al día siguiente, Paola Nova lo contactó para decirle que el dinero no había llegado a la cuenta, pero Almonte le dijo que él verificará luego con el bando porque estaba ocupado. “Yo espero y espero y ahí me di cuenta de que fue una estafa”, agregó.