POR AP

Un hombre en el noroeste del estado de Georgia mató a su abuela metiéndola en un congelador mientras aún estaba viva, informó la policía.

La policía del condado Floyd descubrió el cadáver de Doris Cumming, de 82 años, en la casa en Armuchee en que ella vivía con su nieto Robert Keith Tincher III, de 29 años.

Tincher fue imputado de asesinato, agresión agravada y ocultar la muerte de otra persona. Está encarcelado en Rome y se desconoce si cuenta con un abogado que lo represente.

La policía indicó que la familia de Cumming pensó que ésta se había mudado fuera del estado, pero comenzó a preocuparse tras no saber nada de ella y reportó que podría estar perdida.

La policía cree que Cumming resultó herida en una caída en diciembre y que, en lugar de conseguirle atención médica, Tincher la arrastró por la casa. La imputación señala que Tincher “escuchó y vio muchos huesos fracturarse”. Seguidamente la envolvió en bolsas de plástico y la metió en un congelador grande. Los cargos agregan que Tincher “admitió que la espalda de la anciana se fracturó al meterla en el congelador. De acuerdo con los cargos, “no hubo altercado ni provocación” antes de los actos.

“Por lo que hemos determinado, entonces él pensaba que ella seguía respirando y tenía algún movimiento cuando la metió en el congelador”, dijo la detective Brittany Werner, del condado Floyd, en declaraciones a WAGA-TV.