fjpg

SANTIAGO. Representantes de los gremios sindicales y de grupos populares de esta ciudad y de Moca mostraron su preocupación por la entrada en vigencia el pasado 1 de este mes del aumento de un 13% a un 16% del Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados (ITBIS), a productos de consumo básico.

Vicente Díaz, secretario general de la Confederación Autónoma Sindical Clasista (CASC), para la región Norte del país, afirmó que la aplicación de esa carga a productos del consumo masivo, así como de los bienes y servicios significaría un golpe “funesto” a la clase menos favorecida.

“Ya la población no aguanta más impuestos. Todo lo contrario, el Gobierno tiene que disminuir las cargas”, dijo el secretario general de la CASC.

Vicente Díaz pidió al Gobierno que absorba los nuevos aumentos que provocaría la aplicación del ITBIS en productos como el azúcar, café, chocolate, yogurt, margarina, aceite, y otros, que fueron agravados en la última reforma fiscal.

“La situación que padece la población no es la más favorable para aumentar los impuestos en los actuales momentos”, consideró el dirigente sindical.

En ese sentido, indicó que un nuevo aumento del ITBIS empobrecería aún más a la población de menores ingresos, en especial a la clase trabajadora.

En Moca, el grupo popular Los Peregrinos montaron ayer un altar en el mercado público de ese municipio perteneciente a la provincia Espaillat, en rechazo al impuesto que elevaría de precios productos de consumo básico.

Asimismo, las diferentes asociaciones que agrupan a las Amas de Casas de la región Norte también expresaron su rechazo al aumento de un 13% a un 16% del Impuesto sobre la Transferencia de Bienes Industrializados.