A raíz de las denuncias de supuestas mafias que transportan mujeres procedentes de Haití con el objetivo de dar a luz en territorio dominicano, el Gobierno y los altos mandos militares han sostenido distintos encuentros en una aparente señal de dar respuesta a la presencia de parturientas haitianas en hospitales de la zona fronteriza.

Al respecto, el ministro de Defensa, teniente general Rubén Paulino Sem, reveló ayer que desde hace una semana efectivos militares realizan labores de “levantamiento” en los hospitales de las provincias fronterizas a raíz de las denuncias de supuestas mafias para traer inmigrantes haitianas al país a dar a luz.

Explicó que los miembros del Ejército Nacional y el Cuerpo Especializado de Seguridad Fronteriza Terrestre (CESFRONT) trabajan bajo “una nueva modalidad de servicio” en centros hospitalarios públicos y privados con la intención de evaluar las mujeres que llegan a estos hospitales en labor de parto.

“Todos los actores que intervienen en la frontera estamos trabajando de la mano para llevar mayor control a esa zona”, indicó el teniente general Paulino Sem, durante una reunión con el presidente de la Cámara de Diputados, Rubén Maldonado.

El ministro de Defensa señaló que las acciones se realizan en coordinación con el Ministerio de Salud Pública, las direcciones de Aduanas y Control de Drogas, el Ministerio de Agricultura y el Cesfront.

Asimismo, puntualizó que el resguardo de la frontera no es solo un problema de las Fuerzas Armadas sino de todas las instituciones que intervienen de una manera u otra en la zona limítrofe con Haití.

POR CARLOS REYES