POR WANDER SANTANA

Los altos oficiales de la red de corrupción Coral y Coral 5G aprovecharon su cargo, y su cercanía con el primer mandatario de la nación para incrementar exorbitantemente sus patrimonios con dinero sustraído del Estado, crearon un entramado de empresas a nombre de relacionados, y usaron a militares y policías de confianza para hacer millonarias transacciones delictivas, dice el Ministerio Público.

Son estas personas, parientes y allegados de confianza de los altos oficiales Adán Cáceres, Julio de los Santos Viola, Juan Carlos Torres Robiou… los que fueron incluidos en la lista para completar los 30 acusados a los que el Ministerio Público quiere llevar a juicio por desfalco al Estado, lavado de activos y otros actos de corrupción.

Allegados de Cáceres

La Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) incluyó a varios allegados al mayor general Adán Cáceres, entre ellos su cuñado Santiago Antonio Suárez Peguero. Este es esposo de Anabel Cáceres Silvestre, hermana del mayor general.

Lo incluyeron porque figura como vicepresidente del Ministerio Jesús Vino, Vive y Vuelve, entidad religiosa que supuestamente fue utilizada para lavado de activos. También tenía el 50% de las acciones de la compañía MJ3V Agroindustrial SRL, la cual administraba una extensa finca de piñas que Cáceres habría adquirido con dinero ilícito.