POR LEONCIO PERALTA

El panorama a media mañana de ese Viernes Santo en la ciudad de Santiago era de muchos feligreses visitando los templos para adoración, y poco movimiento vehicular y comercial en la urbe.

Los templos católicos, en especial los del Centro Histórico, cuentan con una importante presencia de fieles, como son la Catedral, La Altagracia y San  Antonio y en los preparativos para la misa de la Pasión de Cristo a las tres de la tarde.

Pero la jerarquía de la Iglesia en esta ciudad decidió  no realizar el tradicional Santo Entierro, que siempre partía desde el templo de La Altagracia hasta la Catedral Santiago Apóstol.

En La Altagracia después de los actos litúrgicos de media tarde realizarán un viacrucis por la zona circundante que es el sector Los Pepines, según se informó en la Casa Curial de dicha parroquia.